viernes, 26 de septiembre de 2014

La Berrea.


Las primeras lluvias después del verano despiertan el instinto reproductivo de los ciervos. Los machos adultos emiten unos sonidos guturales característicos, conocidos como la berrea, con la intención de atraer a las hembras y demostrar su fortaleza y superioridad con respecto a los demás ciervos. Los grandes machos suelen luchar entre sí con las cuernas, en una especie de ritual no sangriento. Los vencedores, los ejemplares más fuertes, serán los que se apareen con un mayor número de hembras. 


Desde la casa " La Paleta del Pintor " puedes disfrutar de esta maravilla que se contempla en " El Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre " , en La Montaña Palentina.


No hay comentarios:

Publicar un comentario